viernes, 2 de noviembre de 2007

El postre del Sr Muerte

Con esto de recordar a los muertos el 1 de noviembre, viene muy a huevo la típica pregunta de los cojones… ¿hay vida después de la muerte?. Hay tres cosas seguras en la vida, quien nace muere y que esa pregunta da mucho para tema de conversación (la tercera ahora no la recuerdo). Todos se lo preguntan si, pero antes de nacer tampoco éramos nada, ¿existe vida antes de la vida?. Seguramente el antes y después se parezcan muchísimo, es el caballo ganador.

Pero claro, algunos muy “vivos” han visto en todo el tema algo muy lucrativo. Por eso tenemos iglesias, pagodas, templos, etc. Da mucho de sí el tema, como dije, pero lo mejor son las respuestas que nos dan los iluminados.

Los cristianos y su teoría del cielo para la buena oveja y el infierno para los demás, claro que hay que tener en cuenta que no hace mucho la Santa Iglesia ha borrado por la cara el Limbo, allí donde iban los niños muertos no bautizados. ¿A dónde irán ahora todas esas almas?, otra pregunta buena si, pero para eso están esos que van de morao en el vaticano… algo tendrán que hacer tanto tío con sotana, todo el día encerrados.

Los musulmanes con su magnífica teoría de la guerra santa, y que al sacrificarte como un buen suicida vas directo al cielo con 7 vírgenes, supongo que será una para cada día de la semana. Un chollo, es el tres por dos de las religiones, las rebajas de enero han llegado al cielo. Lo malo es cuando la mujer de éste desgraciado suba al cielo y vea el tinglao que tiene montado el menda, a ver como se lo explica a su abnegada viuda.

Los budistas, con su teoría de la reencarnación. Nada más pensarlo me agota, como un chiste malo “Va el tío y muere, y cuando ve por fin que después de morir hay algo más, resulta que tiene que reencarnarse en una mula coja que no es capaz de preguntarse a sí mismo si hay algo después de la muerte…”. Aunque sinceramente, la reencarnación es de los sinsentidos con más sentido que he visto en las religiones.

No hay que obsesionarse, ni distraerse, Confucio dijo “Si no conoces todavía la vida, ¿cómo puede ser posible conocer la muerte?”, y un tal J. Normand dijo”Muchos no viven sino por miedo a la muerte”.

Lo único claro que pienso es que nadie se verá en la situación en la que después de morir se pregunte “Joder, así que al final, después de morir se acabó todo”.

5 comentarios:

Josapo dijo...

En esta te doy un diez. Estas mejorando mucho y antes no lo hacias mal hasta citas y tooooo.

Waki Canibal dijo...

Ere mi fan que mas me pone, caxo perra

Anónimo dijo...

Absolutamente de acuerdo. Y, además,contado con el humor ácido que me encantaría tener.

manuelo dijo...

la breva literaria esta en su punto de acidez mas candente,sintoniza con la ecuanime ergonomia de la estructura ortografica mas conseguida,seamos francos...bueno mejor no.

manuelo dijo...

la breva literaria esta en su punto de acidez mas candente,sintoniza con la ecuanime ergonomia de la estructura ortografica mas conseguida,seamos francos...bueno mejor no.