martes, 22 de abril de 2008

FUTURO FRUSTRANTE

El timo del futuro es como esa tía lejana que venía a visitarnos cada mucho tiempo cuando estábamos en plena edad del pavo, y cada día se estiraba nuestro cuerpo una cuarta. La tita con mucho cariño nos pellizcaba los mofletes, que anteriormente había babeado con sus entrañables besazos mientras decía eso de “¡Pero como has crecido, que grande que te has puesto!”. Y yo pensaba para mí, pero que dice esta tía, si estoy como siempre.

Todos los días nos miramos al espejo y no nos quedamos que cambiamos, eso sí poco a poco, y sólo el que nos ve cada mucho se da cuenta. Como la tía abusona de turno.

Pues con el futuro igual, nos hemos acostumbrado poco a poco a internet, los móviles, etc, y sin darnos cuenta ya estamos en el futuro. Bueno, digamos que yo estoy en mi futuro de hace unos años, porque el de dentro de unos años no, ése esta por venir. El futuro es sólo para imaginarlo no para vivirlo, porque en ese momento desaparece y se queda en un triste presente, por mucho gps que tenga tu móvil, o mucho megapíxel que tenga tu cámara digital, siempre se quedará corto.

Menos en las películas, mucha culpa del futuro cutre es de ellas, con sus coches voladores, viajes espaciales y demás. Pero también tienen la culpa de mucho de lo que se ha avanzado. La CIA yanki, después de la segunda guerra mundial contrató a novelistas de ciencia ficción para que hicieran un estudio imaginando cómo seria el futuro. Y lo que parecía una locura entonces, se ha convertido en muchos casos en realidad.

Mucho de lo frustrante que hay en este futuro de ahora creo que está en el petróleo. Se sabe que ya hay suficientes ingenios e inventos para que pudiéramos estar viviendo sin petróleo, o por lo menos sin mucho del que se necesita ahora. Quien no haya visto el documental “¿Quien mató al coche electrico?”, que se lo baje, merece la pena. Pero no sólo eso, el retraso que hay en España (el más soleado de Europa) con la energía solar sólo se entiende por los intereses de las empresas eléctricas. A ellas no les interesa que la gente sea energéticamente independiente con paneles solares en cada casa o bloque de vivienda, y no sólo eso, si no que seríamos una competencia para las eléctricas ya que podríamos vender la energía que nos sobra. España soleada sólo para suecas y guiris borrachos locos por tostarse, típico… España es diferente sí, siempre diferente, siempre igual de diferente, siempre con su futuro frustrante.

1 comentarios:

Josapo dijo...

Ciertiiisimo. En Epaña lo único que mola mogollón es el chiqui chiqui y el furbo, lo demás no vale la pena.
El futuro es muy negro, el cambio climático va mas deprisa de lo esperado por los científicos, ahora los glaciares están a la mitad de lo que eran y esto es terrible cuando no estén ni estos ni los polos ya nos podemos ir al cuerno. Me río por no llorar cuando dicen por ahí que habrá que acostumbrarse al cambio climático, jejeje, ¿quien se acostumbrara a una edad del hielo o a un infierno de verano sin nada que llevarse a la boca, tamos jodidos por gilís.