sábado, 17 de marzo de 2007

Pantalones bajaos

La chulería y las pintas siempre han estado de la mano de cualquier estilo de música, eso está claro. Sólo hay que recordar a los primeros roqueros con ese descaro y ganas de calentar al personal, tupé, chupas negras… o como los punkis con cadenas, pelopincho, etc… digamos que la actitud y la forma de vestir eran (o son) coherentes, parezco peligroso / cuidao conmigo.
A lo que voy, el otro día pasando por el polígono ví a un par de tíos esperando a en un taller, supongo que por su coche. Lo que llamaba la atención eran que sus pantalones estaban bajados por debajo del culo, asomando sus calzones. No sé que ley gravitacional les ayudaba para que no se les cayera al suelo los vaqueros, pero permanecían preocupados por su carro en la puerta del taller con los pantalones bajados. No es la primera vez que lo veo, pero esta vez no era a un rapero (digna y admirable costumbre dicho sea de paso), o por lo menos las pintas de los dos tipos eran normales por lo que supongo que se ha puesto de moda y punto, cosa fina.
Lo curioso del tema es que me dio por preguntarme de dónde venía la costumbre-manía-moda-vetetuasaber de tener los pantalones tal que por debajo del nivel de flotación. Y leyendo por ahí descubrí que todo viene de las bandas callejeras de los chicos malos de los EEUU, que cuando alguno que otro volvía del truyo se traía la costumbre de tener los pantalones más grandes de lo normal por lo que le asomaban los taparrabos de turno. ¿Y quien fue el lumbrera que se le ocurrió?, pues a nadie, lo que pasaba es que al estar en la cárcel y repartir el uniforme carcelario, nadie se preocupaba por las medidas y tallas de los hijos de perra que venía de la calle de dar un palo, por lo que la mayoría de los chicos malos tenían tallas de pantalones que no les venían bien.
Vale, el menda que volvía de la cárcel a la calle chuleaba con pantalones más grandes de la cuenta y pronto la peña cogió que como ha estado en el truyo y es peligroso, el que vista así es de tíos duros y por lo tanto como yo soy un tío duro ( o eso quiero aparentar para tirarme a mis vecinas) pues cojo y me pongo ropa grande sin saber muy bien porqué y tal y tal…
Y oye, muy bien por los raperos y tal, curiosa forma de vestir. Pero la cosa es que sin saber porqué se ha ido exportando esa moda a la gente de la calle, que por lo que he contado y cualquiera puede comprobar, la peña se pone pantalones grandes asomando el culo forrado de calzones con dos cojones, lástima que no sepan esta historia, porque sino más chulos y orgullosos se pondrían, si señor, “He estado en la trena tío” (o eso parece, cuidado conmigo que te caneo). Ahora que si toda esta manía viniera de una costumbre de los mormones americanos que lo hubieran leído en los evangelios de San Jeremías el Onanista Arrepentido, a la gente le daría igual, curioso, curioso, porque lo que sí que parece es que poco a poco nos estamos bajando los pantalones para todo y ya se empieza a reflejar en la forma de vestir, espero que no sea eso, pero lo parece, no se, que tontería ¿no?.

1 comentarios:

Josapo dijo...

Mostruosssssssssssssss. Pos eso es algo que yo me preguntaba pero prefiero ceñirme y marcar paquete. Por cierto tal vez sepais de donde viene la moda del pelao a lo cenicero que me hace mucha gracia .